Prehistoria

Compartir
Vota:
Cuevas

Cuevas

Ballobar se halla dentro de los límites de la Ilergecia ibérica, formada sustancialmente por las cuencas de los ríos Cinca y Segre, con sus diferentes afluentes.

Esta, a través de los tiempos, ha sido habitada por diversas razas y pueblos. El elemento humano ha jugado un papel excepcional en todas las poblaciones del Cinca, dentro de su característica enmarcación geo-hidrográfica, de marcado matiz fronterizo.

Pequeños y diseminados grupos de hombres dejaron huellas en algunos altozanos ribereños.

Tres mil años antes de Cristo es la fecha que se da como fijación de un oleada de gentes con nuevos géneros de vida, grupos humanos que moraban en cuevas, conocían el pastoreo, practicaban la agricultura muy rudimentaria, desbastaban duras peñas y construían unos útiles de forma de lascas o tallas con la finalidad de servirles para machacar, percutir, sobre otros materiales.

Siempre han dicho los cursos de los ríos los caminos naturales por donde han discurrido las razas, las costumbres, las lenguas...

Parece ser que todos los primitivos pobladores del Cinca eran se dentarios y, por tanto, fundamentalmente, agricultores.

La forma de asentamiento fue la de agruparse en poblados y no en caseríos.

Estos poblados eran, en su mayoría, aldeas rurales. Algunos de ellos estaban fortificados y a veces el pequeño poblado se agrupaba en torno a una torre de defensa o fortaleza.

La forza y el Castillazo de Ballobar pueden tener este origen.

Durante la edad de Bronce, estuvo habitada por razas indoeuropeas con una lingüística que concuerda sorprendentemente con ciertas voces vascas.

Los restos de cerámica y, sobre todo, los molinos barquiformes o redondos de material granítico que tanto se dan por el Cinca, pero que son de importación, por no apreciarse esta por el valle, viene a confirmarnos el paso de civilizaciones centroeuropeas y que permanecieron, de modo estable, en el Pirineo, prodigando sus incursiones de toda la ribera.

De la edad de Hierro aparecen en los altozanos de la derecha del Cinca, una serie de poblados de la cultura ilergeta que forman ya, de modo seguro, todo un pueblo que perdurará hasta la romanización, con idénticas características, pero con indicios dejados por las mencionadas culturas centroeuropeas.

En el área ballobarense, centramos sus fundamentos prehistóricos en tres puntos:
- Las cuevas de las ripas, situadas a ambos lados de la población.

- Valdragas.
- Popetas.

Las cuevas de las Ripas Existen unas cuevas artificiales, labradas en las rocas de los grandes macizos montañosos de la derecha del río, a uno y otro lado del barranco de la Valsalada.

Las del grupo sur, abiertas a alturas diferentes, son inaccesibles casi todas ellas por hallarse hasta más de quince metros del suelo y no haber en la montaña salientes que faciliten llegar hasta ellas.

Las del grupo norte del pueblo forman un conjunto con estancias comunicadas mediante pasos estrechos, siendo las tres cámaras de forma y capacidades regulares.

La entrada de ellas se hace por una abertura pequeña practicada a tres metros del suelo actual. La estancia primera tiene unos tres metros de longitud por tres metros de ancho y otros tantos de altura, viéndose en paredes y techo la huella de la labra.

Un paso pone en comunicación esta cámara con otra de más capacidad, con un hueco por donde llega la luz exterior y perpendicular a ésta existe otra estancia más pequeña, que en su fondo muestra una oquedad en forma de nicho.

Estas cuevas fueron el primitivo hábitat ballobarense de la época del Neolítico o de “la cultura de las cuevas”. Valdragas o Barranco de las Hechiceras En dicho barranco se descubren cistas visibles, restos de viviendas a base de sillerejo, cuyas piedras fueron extraídas para recargar la carretera actual que discurre por el reducido espacio que existe entre las rocas y el río cinca.

Este barranco conserva hasta hoy el nombre de Barranco de las Hechiceras. Siempre fue mirado por las gentes del valle como lugar de misterio.

Era un punto de reunión de brujos, adivinos, curanderos... Las gentes del valle del Cinca siempre han sido muy dadas a visitas de curanderos, adivinos,...

Potetas En esta partida existió una estación ilergeta.

Por su suelo aparecen restos de cerámica, sepulturas, piedras de remotas edificaciones.

Ayuntamiento de Ballobar - Plaza Mayor 1 - 22234 Ballobar (Huesca) - Telf. 974 461 001


  • Diputación de Huesca
Ayuntamiento de Ballobar - Plaza Mayor 1 - 22234 Ballobar (Huesca) - Telf. 974 461 001